Radio: No
Radio:
km Set radius for geolocation
Buscar

Claves de la nueva Ley Hipotecaria: Cambios y novedades para los clientes

Claves de la nueva Ley Hipotecaria: Cambios y novedades para los clientes
Ley Hipotecaria

Claves de la nueva Ley Hipotecaria: Cambios y novedades para los clientes

Según un artículo publicado en elmundo.es consumidores, bancos y notarios son los principales afectados por las modificaciones.

Este domingo 16 de junio entra en vigor  la nueva Ley de Crédito Inmobiliario (conocida como ley hipotecaria), que después de tres años de negociaciones y tramitaciones introduce una serie de cambios en el proceso de contratación de los créditos para vivienda. Consumidores, bancos y notarios son los principales afectados por las modificaciones, cuyos puntos más destacados abordamos a continuación:

¿ A que contratos se aplica?

Tal y como apunta Nuria Rando Rando, abogada en el área de Derecho Bancario de Gaona Abogados BMyV, «la nueva ley será aplicable a contratos de préstamos hipotecarios cuyo prestatario, fiador o garante sea persona física y la hipoteca recaiga sobre inmuebles de uso residencial. También cuando la finalidad del préstamo sea adquirir o conservar derechos de propiedad sobre terrenos o inmuebles construidos o por construir siempre y cuando el prestatario, el fiador o garante sea un consumidor».

¿Que ocurre si el cliente no ha cerrado su contrato antes del cambio de Ley?

estos casos, y tras la instrucción dada por el Ministerio de Justicia el pasado viernes, sólo podrán formalizarse con efectos de la normativa anterior los contratos en los que se haya acreditado que el prestatario ha aceptado la oferta vinculante sin modificaciones antes de esa fecha. Si no se acredita el acuerdo previo, se aplicará la nueva normativa y será necesario el otorgamiento del acta notarial de información previa.

¿Cuales son los objetivos?

El principal es garantizar la protección de los consumidores a la hora de rubricar un préstamo de estas características con su banco. Tras las experiencias anteriores que propiciaron el estallido de la burbuja inmobiliaria en 2008, las autoridades nacionales y comunitarias pretenden asegurar que los clientes entienden los contratos firmados y no se exponen a cláusulas abusivas como las que tuvieron que asumir por gastos de formalización, intereses de demora o las archiconocidas cláusulas suelo.

Si quieres profundizar más sobre este tema te recomendamos este artículo publicado hoy en elmundo.es. Pincha aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con